El día que me volví invisible | Tantos hijos y ninguno puede cuidarme - Reflexiones cristianas

El día que me volví invisible | Tantos hijos y ninguno puede cuidarme

Comparte
El día que me volví invisible fue el día que empecé a envejecer a estorbar y ser una carga a mi familia.  Ese día que empecé a no valerme por mi misma ese día cuando mis hijos me empiezan a abandonar y decirme claramente con sus palabras y actos que les estorbo. Porque llegará uno a esta edad y se vuelve uno un mueble más de la casa cuando yo cuide muy bien a mis hijos y les di lo que pude y creo que no me merezco este tipo de tratos.
Me ha sucedido que nadie quiere cuidarme tengo 5 hijos y nadie quiere hacerse cargo de mí, bueno si fuera cuidarme por medio de Facebook ahí si me cuidarían muy bien, ahí me demuestran muy bien lo que sienten por mí, me aman tanto por ese medio que me sorprende tanto y digo voy abrir mi Facebook para sentir ese gran amor que dicen tener por mi porque en persona no lo siento al contrario cuando están a mi lado “cuidándome” me tratan mal, me gritan y me hacen sentir como una desconocida en mi propia casa, pareciera que me odiaran que todo lo que digo les molestara, creo que me equivocado como cualquier persona pero al final de cuentas sigo siendo su madre, la que te dio la vida.
Es increíble que de tantos hijos con ninguno pueda sentarme ni 5 minutos a platicar, que me escuchen y me pregunten como me siento y cuando lo hago nomas me dicen que me quejo y que estoy mintiendo, dime tu que sabes de mi sentir, dime tu que te crees te sientes Dios juzgándome y tachándome de chantajista, Dios quiera no llegues a mi edad de esta forma, enserio que no te lo deseo.
A lo mejor mi error ha sido ser un poco injusta con algunos hijos, porque a los que más les he demostrado mi amor son los que más me lastiman y me humillan. Lo único que quiero es estar con ustedes, que seamos lo que debemos ser una FAMILIA, ya estoy cansada de ver peleando entre ustedes, eso me mata poco a poco ¿saben? No más piensan en ustedes, y no es cierto que lo hacen por mi bien, son egoístas y solo velan sus intereses, me prometen que siempre estarán conmigo y a las primeras de cambio me abandonan, mejor no prometan cosas que no cumplirán.
Dios ordena que debemos amar y honrar a los padres y ¿porque ustedes no lo hacen? Porque nomas me reclaman todo lo que me he equivocado, lo acepto les he fallado pero ahora yo los necesito, quiero tener a mi familiaunida y no desunida por pleitos estúpidos que nomás exaltan sus egos y sus pecados. Que esperan en arreglar esto, el día que me muera ya va hacer muy tarde y no los quiero ver llorando en mi tumba porque ya no voy estar ahí, estaré con mí amado Jesús.
Dios nos da miles de oportunidades y esta es una de ellas, disfrutemos a nuestros padres cuando lo tengamos y démosle un poco de tiempo, escuchémoslos de pérdida 10 minutos, que le aqueja que necesitan, nosotros también necesitamos eso pero solo nos gusta recibir pero dar NA. Cuando se llega a una cierta edad muchas veces estorba  porque ya no se puede valer por uno mismo, se estorba en la familia, en el templo y en la misma sociedad. Dejemos esos pleitos por el amor de Dios y por amor al prójimo, arreglemos todo esos problemas que aquejan a la familia y debemos poner nuestra mirada y todo en nuestro Dios. Quieren dar amor, démoslo con palabras no con publicaciones en redes sociales, quieres decirme que me amas y te preocupas por mí, vísitame y trátame bien. Dios te está dando una oportunidad, está en ti si acatas esta llamada de atención.


Post Bottom Ad

Pages