Católicos | Descubriendo sus verdades | Estudio Bíblico - Reflexiones cristianas

Católicos | Descubriendo sus verdades | Estudio Bíblico

Comparte
 Constantino Primero, llamado el Grande, nació en el año 274 y murió en el 337.  Supuestamente fue el primer emperador convertido al cristianismo. Fue el fundador de Constantinopla, la actual Estambul.  Era hijo del jefe militar de la Guardia Pretoriana, Constancio Cloro, quien más tarde se convirtió en emperador, y de Elena, quien fue canonizada por la iglesia católica como santa Elena.
           En el año 306 luchó contra los sármatas y se unió a su padre en Britania. Era tan popular entre sus tropas que le proclamaron augusto cuando su padre murió ese mismo año.  Sin embargo, durante las dos siguientes décadas tuvo que luchar contra sus rivales al trono, y no logró ser emperador único hasta el año 324.

Siguiendo el ejemplo de su padre y de los anteriores emperadores del siglo tercero, en su juventud fue un adorador del sol.  Consideraba que el astro rey era la manifestación visible de un Dios Supremo invisible, que era el principio del universo, el cual a su vez era equiparado con el emperador romano. 
          Esto era evidente, ya que en el año 310 afirmó que mientras marchaba con sus soldados vio la forma de una cruz superpuesta en el sol y las palabras en latín, in hoc signo vinces, que quieren decir “Con este signo vencerás”. Luego en el año 312, en la víspera de una batalla contra Majencio, su rival en la península Itálica, dijo que soñó que se le apareció el Señor Jesucristo y le Dijo que grabara las dos primeras letras de su nombre XP en griego, en los escudos de sus tropas.  Tras esta visión, Constantino instituyó un nuevo estandarte para marchar en la batalla, al que llamó Lábaro. Se dice que después de estas visiones, Constantino se convirtió de inmediato al cristianismo.
          Sugerir, como algunos historiadores y muchos otros siguen machacando hasta el cansancio, que Constantino rescató a la iglesia cristiana de la persecución es simple fantasía, porque los cristianos fueron perseguidos durante su régimen. De hecho en el mismo año en que publicó el Edicto de Milán, ordenó la persecución de los Donatistas, quienes se llamaban así por su fundador Donato Magno.  Era una secta rigurosa que sostenía que la iglesia debe ser una iglesia de santos, no de pecadores y que los sacramentos, tales como el bautismo, debían ser administrados por cristianos sometidos plenamente a la autoridad de las Escrituras y que por lo tanto los sacramentos impartidos por personas que no reunían estas condiciones eran inválidos. 
          Él no estableció el cristianismo como la única religión permitida por el imperio, sino que estableció el catolicismo como la única iglesia legal en el imperio, lo cual es algo muy diferente.  Constantino no instituyó el cristianismo, porque de hecho no sabía ni siquiera qué era el cristianismo.   La leyenda que él mismo promovió, dice que antes de la batalla del puente de Milvio tuvo la visión de una cruz, pero los romanos paganos afirmaron por siglos que tenían visiones.  De hecho, ésta no fue la única visión que tuvo, porque mucho antes aseguró haber visto a Apolo, quien le garantizó sus primeras victorias militares.  Fue a la conclusión del Concilio de Nicea que convocó en el año 325, cuando reveló todo esto públicamente, lo de la visión y una supuesta aparición que experimentó, y Eusebio de Cesarea, su biógrafo lo registró para la posteridad.
          Derrotó a Majencio en la batalla del Puente Milvio, cerca de Roma, en octubre de ese año, el 312.  El senado le aclamó como salvador del pueblo romano y le dio el título de primus augustus. Constantino consideró que el Dios cristiano le había proporcionado la victoria, por lo que supuestamente abandonó sus anteriores creencias paganas. Detuvo la persecución de los cristianos, y proclamó el Edicto de Milán, que ordenaba la tolerancia del cristianismo en el imperio romano.
          Dice la leyenda que después de eso envió a su madre Elena, a Jerusalén en busca de la verdadera Cruz de Cristo.  Una vez en la ciudad sagrada, ella supuestamente mandó llamar a los más sabios sacerdotes y logró hallar el lugar donde se encontraba la Cruz, pero no estaba sola.  En el monte Calvario, donde la tradición situaba la muerte de Cristo, encontró tres maderos ensangrentados ocultos y para descubrir cuál era la verdadera cruz donde falleció Cristo, colocó una a una las cruces sobre personas enfermas, e incluso muertos, que se curaban o resucitaban al tocar la cruz que había sido la de Cristo.  Fue así como se propagó la veneración a la Santa Cruz, ya que se dice que Elena murió rogando a todos los que creen en Cristo que celebraran la conmemoración del día en que fue encontrada la Cruz, supuestamente el 3 de mayo del año 326.
          La Escritura dice: “Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces.  Por sus frutos los conoceréis.  ¿Acaso se recogen uvas de los espinos, o higos de los abrojos?  Así, todo buen árbol da buenos frutos, pero el árbol malo da frutos malos.  No puede el buen árbol dar malos frutos, ni el árbol malo dar frutos buenos. Todo árbol que no da buen fruto, es cortado y echado en el fuego.  Así que, por sus frutos los conoceréis” (Mateo 7:15-20).
          A todo lo largo de las Escrituras inspiradas, las personas tanto fieles como injustas, son comparadas con los árboles, lo cual no debe sorprendernos.  Lo que el Señor está diciéndonos es que podemos juzgar si la persona es fiel o infiel por los frutos o la obra que realiza a lo largo de su vida.
          Pero... ¿Cuáles fueron los frutos del emperador Constantino?  Como emperador Constantino tenía tanto autoridad militar como política, por lo tanto asumió el título de “Pontífice Máximo” - indicando con esto que era tanto gobernante del imperio como de la iglesia. ¡En realidad se autoproclamó como el primer papa!
          La historia demuestra que sus motivos no fueron para nada religiosos, sino que hay que admitir que este hombre fue un genio político ya que reconoció que podía, o ser tolerante con los cristianos o permitir que ellos poco a poco socavaran su imperio.  Él optó por lo que mejor le convenía, y decidió ser tolerante con los cristianos ya que eso beneficiaba a sus intereses. 
          Diocleciano, el emperador del imperio romano de occidente antes de Majencio, hizo hasta lo imposible por acabar con los cristianos, pero fracasó.  Constantino consciente de que si perseguía a los cristianos sólo provocaría el martirio, y que el martirio produciría más creyentes, terminó por unírseles.
          El 23 de febrero del 303, Diocleciano emprendió la primera persecución contra los cristianos.  Diez años después en Milán, Constantino proclamó la primera parte del edicto de Milán, el que luego ratificó en el año 325,  decretando que los cristianos no serían nunca más el blanco de persecución del imperio romano.  Pero las cosas no acabaron allí, en el siglo cuarto y gracias a Constantino, el cristianismo se convirtió en la religión oficial de Roma.   Se estima que durante el siglo cuarto, sólo un diez por ciento de la población eran cristianos, pero con la “ayuda” de Constantino, fueron siendo asimilados poco a poco en la cultura romana.
          En el año 314, inmediatamente después de legalizar la iglesia católica, como una religión del estado, los“cristianos” denunciaron en el Concilio de Ancyra, el culto a la diosa Artemisa.  Mediante el edicto del año 315, muchos templos paganos fueron destruidos por “las hordas cristianas y sus sacerdotes fueron asesinados”. En el año 315 miles de paganos fueron asesinados. Entre los años 316 al 326 Constantino proclamó una serie de disposiciones que favorecían al “catolicismo” frente al paganismo.
          En el año 326, El emperador Constantino, siguiendo las instrucciones de su madre Elena, destruyó el templo del dios Asclepio en Aigeai de Cilicia y el de la diosa Afrodita en Jerusalén, en Afka, en Líbano, Mambre, Fenicia, Baalbek, etc.
          En el año 330 se apropió de todos los tesoros y las estatuas de los templos paganos de Grecia, y se las llevó a Constantinopla para decorar su Nova Roma, la capital de su imperio.  Allí los colocó en todos los templos “cristianos”.  Fue así como diosa Ceres con su hijo se convirtieron en María y Jesús, el dios Zeus, en la representación de Dios Padre y sucesivamente.  Igualmente cristianizó el nombre de muchas celebraciones paganas.

Constantino fue muy conocido por su falta de piedad para con sus enemigos políticos.  En el año 325 hizo ejecutar al emperador romano oriental Licinio, su cuñado, por estrangulación, a pesar de que había prometido públicamente no ejecutarle.
          En el 326, ordenó también la ejecución de su hijo Crispo, el único hijo que tuvo con su primera esposa Minervina,  y unos meses después a su segunda esposa Fausta.   Luego Constantino supuestamente se arrepintió y vivió atormentado por la muerte de Crispo.  Pospuso su bautismo hasta la propia hora de su muerte, ya que le prometieron que esta ceremonia lavaría todos sus pecados.
Lo que creen los católicos confrontada con la biblia
La salvación, la
misericordia, la justificación
La justificación se recibe primero por el bautismo. (1262-1274).
La justificación se recibe por medio de la fe, sacramentos y buenas obras (1247-1249).
El hombre es justificado por fe sin las obras de la ley (Ro.3:28). Dios justifica al pecador quien cree (Ro. 4:5). Las buenas obras son el resultado de la salvación, su resultado es el deseo de hacer buenas obras.
La salvación de los resultados del pecado es un proceso que dura toda la vida (161-162, 1254-1255).
La salvación es un suceso único y de una vez, cuando el pecador acepta a Jesucristo como su reconciliador. En ese momento Dios nos declara justificados. (Ro. 5:9).
El hombre consigue su salvación junto con la gracia, por medio de la fe, buenas obras y participación en los sacramentos de la iglesia (183, 1129, 1815, 2002).
La salvación es por medio de la fe, por la gracia, no por obras (Ef. 2:8,9).
La gracia se gana con buenas obras (2010, 2027).
La gracia es un regalo gratis - sin obras ni mérito (Ro.11:6).
El sacerdote puede perdonar los pecados actuando como un juez (1442, 1461).
Solo Dios puede perdonar los pecados (Mr. 2:7).
Aunque el pecado se confiesa y es perdonado, el castigo temporal según la cantidad de los pecados no sale (la enseñanza de purgatorio) (1472-1473).
El purgatorio después de la muerte se necesita, para que el pecado sea reconciliado por completo y que el alma sea limpia (1030-1031).
Dios perdona los pecados completamente (Col.2_13, Is. 43:25).
La Biblia no enseña acerca del purgatorio - Jesucristo redimió todos los pecados en la cruz (Heb. 1:3).
Las facilidades especiales declaradas por la iglesia ayudan al pecador acortar el tiempo del purgatorio (1471-1473). (Los muertos también pueden recibir la facilitación si p.ej. un familiar vivo lo consigue con su obra. Estas obras incluyen p.ej. un viaje de peregrinación declarado por la iglesia a un cierto destino).
Jesús salvó a los que creen en Él por su sangre de una vez - no se necesita declaraciones eclesiásticas adicionales (Ap. 1:5, Heb. 9:12,14,28).
Nadie puede decir por cierto que esta salvo para la vida eterna (1036, 2005).
Un creyente sabe que es un heredero de la vida eterna por la promesa de la Palabra (1.Jn. 5:13). (Un testimonio interno de Espíritu Santo que somos hijos de Dios sigue la conversión.)
La vida eterna es un premio merecido (1821, 2010).
La vida eterna es un regalo gratis dado por Dios (Ro. 6:23).
La Iglesia Católica es absolutamente necesaria como intermediadora de la salvación (846). "Fuera de la Iglesia no hay salvación" (o sea la iglesia católica romana es una secta).
La salvación es únicamente por medio de Cristo Jesús - solo hay un mediador (He. 4:12, 1 Tim. 2:5).
La misa - la comunión
En la misa el pan y el vino se convierten en el cuerpo y la sangre verdadera de Jesús (1373-1377).
Jesús está verdaderamente presente en cuerpo y sangre en el pan de la misa y en el vino (1374, 1377).
El pan y el vino son el símbolo del cuerpo y sangre de Jesús (1 Cor.11:23-25).
Cristo está en el cielo (Heb. 10:12,13).
El pan y el vino santificado ayudan a conseguir la vida eterna (1392, 1405, 1419).
El pan y el vino son ejemplo que nos ayuda a recordar lo que Cristo hizo (Lc. 22:19).
La Eucaristía es un sacrificio porque representa (= hace presente) el sacrificio de la cruz (repetido) (1085, 1365-1367).
El sacrificio de la cruz es un suceso histórico que fue una sola vez, que no se repite. (Mr. 15:21-41).
El sacrificio de la cruz se repite en el sacrificio de la misa (1323, 1382).
El sacrificio de la cruz está cumplida (Jn. 19:30, Heb. 9:28).
La misa es un sacrificio sin sangre, por lo cual se expía pecados de los vivos y de los muertos (1367, 1371, 1414).
Sin derramamiento de sangre no hay perdón de pecados (Heb. 9:22, Lev. 17:11).
La iglesia continúa sacrificando a Cristo (en la misa) para la salvación del mundo (1323, 1382, 1405, 1407).
La misión de la iglesia de Cristo es declarar el sacrificio del Señor, que es la base de la salvación (1 Cor. 11:26).
La virgen María

María era libre del pecado original desde su nacimiento (490-492).
María, "completamente santa", vivía una vida sin pecar (411, 493).
María, heredera de Adán, nació en pecado como todos (Sal. 51:5, Ro. 5:12).
María era pecadora, solo Dios es Santo (Lc. 18:19, Ro. 3:23, Ap. 15:4).
María era virgen antes y después del nacimiento de Jesús y también durante el nacimiento (496-511).
María era virgen hasta el nacimiento de Cristo (Mt. 1:25). Más tarde dio a luz otros hijos (Mt. 13:55-56, Sal. 69:9).
María es Madre de Dios (963, 971, 2677).
María era madre terrenal de Jesús (Jn. 2:1).
María es Madre de la Iglesia / congregación (963, 975).
María es miembro de la iglesia de Cristo (He. 1:14, 1 Cor. 12:13,27).
María es Salvadora, tenía parte en la obra salvadora de Cristo (618, 964, 968, 970).
Solo Cristo es Salvador, solo Él sufrió y murió reconciliando los pecados (1 P. 1:18-19).
María fue tomada al cielo sin ver la muerte (966, 974).
María murió y su cuerpo se convirtió en polvo (Gn. 3:19).
María es intermediadora y ora por nosotros y podemos traerle nuestras preocupaciones y pedidos (968-970, 2677).
Jesús es el único intermediador entre nosotros y Dios (1 Tim. 2:5, Jn. 14:13-14, 1 P. 5:7).
Nuestra confianza se ensancha para entregarle desde ahora, "la hora de nuestra muerte" (2677).
En la hora de nuestra muerte nuestra confianza y esperanza está solo en Cristo (Ro. 10:13, He. 4:12).
Dios ha elevado a María "la Reina del cielo y la tierra". A ella le pertenece la alabanza (966, 971, 2675).
Solo el nombre del Señor hay que alabar, solo Él esta elevado sobre el cielo y la tierra (Sal. 148:13).
La autoridad

Pedro era la cabeza de los apóstoles (552, 765, 880).
Cristo era y es la cabeza de los apóstoles y de toda su congregación (Jn. 13:13).
Los obispos son herederos de los apóstoles y sus seguidores (861-862, 938).
Apóstoles no tienen seguidores - los apóstoles fueron testigos de la muerte de Cristo (He. 1:21-22).
Papa es el heredero de Pedro en la administración de la iglesia (882, 936).
Pedro no tiene heredero en la Biblia.
Papa como el más alto y los obispos dirigen la iglesia mundial (883, 894-896).
Cristo dirige su congregación en el mundo (Col 1:18).
El oficio de interpretar auténticamente la palabra de Dios, oral o escritura, ha sido encomendado sólo al Magisterio vivo de la Iglesia (los obispos en comunión con papa) (85-87).
El Espíritu Santo es el profesor de la congregación (Jn. 14::26, 16:13, 1 Jn. 2:27).
La Iglesia Católica es el intérprete infalible de la Palabra (890-891, 2034-2035).
Las Escrituras en si tienen la explicación y la infalible interpretación (He. 17:11).
Solo la iglesia puede y tiene el derecho de explicar la Palabra (85, 100, 939).
Cada cristiano, con la ayuda del Espíritu Santo, tiene derecho y puede interpretar la Palabra (He. 17:11, 1 Cor. 2:12-16).
Papa es una autoridad infalible en su enseñanza (891).
Solo Dios es infalible y perfecto (Prov.21:30, Sal. 8:4-5, 19:8-9).
Las Escrituras y la tradición de la iglesia juntos, son la Palabra de Dios (81, 85, 97, 182). Ellos juntos son la base de la enseñanza de la fe de la Iglesia (80, 82).
Solo las Escrituras: AT y NT son la Palabra de Dios (Jn. 10:35, 2 Tim. 3:16-17, 2 P. 1:20-21). La tradición es palabra del hombre y su base no está en la Palabra (Mr. 7:1-13).
La Palabra es la base de la enseñanza de la fe de la iglesia (Mr. 7:7-13, 2 Tim. 3:16-17).
"...Así habéis invalidado el mandamiento de Dios por vuestra tradición.
Pues en vano me honran, enseñando como doctrinas mandamientos de hombres."
 (Mt. 15:6,9)
Como vemos, la iglesia católica romana va gravemente contra la Biblia en muchas de sus enseñanzas, además, practican por ejemplo estas cosas no-escriturales (no bíblicas):
  • EL BAUTISMO DE BEBES
o    "El que crea y sea bautizado, será salvo; pero el que no crea, será condenado." (Mr. 16:16) Los infantes no pueden hacer su decisión sobre su fe, por eso no pueden ser bautizados, además que la única forma de bautizar es por inmersión.

  • CAMBIAR EL CALENDARIO BIBLICO Y LAS FIESTAS BIBLICAS
    • La bestia de Roma y el sede de Papa que la siguió han cambiado los tiempos (Dan.7:25), o sea, el calendario bíblico en calendario romana. El emperador Julio César introdujo el calendario Juliano en el año 45 aC. y el Papa Gregorio 13. lo mejoró en el año 1582. El sistema del calendario y sus nombres se basan en los nombres de los ídolos de Roma y de otras naciones paganas y en los nombres de los emperadores de Roma. Dicho calendario es contrario a la Palabra de Dios, de acuerdo con la Biblia (Is.66:23) Dios restaurará al calendario bíblico de Israel en el reino de mil años.

  • ORAR POR LOS MUERTOS
o    El catolicismo continúa añadiendo una tradición sobre otra, ¡sin tener ningún fundamento bíblico! Esta doctrina falsa tiene que ver con otra, que es el purgatorio donde "la gente puede salvarse a través del fuego", es cosa inventada por hombres, la Biblia dice claramente que no podemos ayudar a los muertos,
  • CELIBATO OBLIGATORIO DE SACERDOTES
    • Alexander Hislop escribe en su libro famoso Dos Babilonias: "toda persona ilustrada sabe que cuando se introdujo en la Roma pagana el culto de Cibeles, la diosa babilónica, se hizo en su forma primitiva, con celibato del clero. Cuando el Papa se apropió de lo que era peculiar al culto de esa diosa, igualmente introdujo en el sacerdocio bajo su autoridad, tomándola de la misma fuente, la obligación forzosa del celibato." Capítulo 6, sección 2 Por lo que sabemos de dónde viene el celibato de los sacerdotes. En cambio, la Biblia dice:
"Palabra fiel: «Si alguno anhela obispado, buena obra desea». 2 Pero es necesario que el obispo sea irreprochable, marido de una sola mujer, sobrio, prudente, decoroso, hospedador, apto para enseñar; 3 que no sea dado al vino ni amigo de peleas; que no sea codicioso de ganancias deshonestas, sino amable, apacible, no avaro; 4 que gobierne bien su casa, que tenga a sus hijos en sujeción con toda honestidad..." (1 Tim. 3:1-5)
Como podemos ver, la enseñanza de la Biblia es todo lo contrario, el obispo tiene que estar casado.
"Pero el Espíritu Santo dice claramente que en los venideros tiempos han de apostatar algunos de la fe, dando oídos a espíritus falaces y a doctrinas diabólicas, enseñadas por impostores llenos de hipocresía, que tendrán la conciencia cauterizada, o ennegrecida de crímenes, quienes prohibirán el matrimonio y el uso de los manjares,..." (1 Tim. 4:1-5)
Según la Biblia prohibir el matrimonio es doctrina diabólica!
Además que dividir los creyentes en sacerdotes y legos es doctrina anti bíblica, la Biblia dice que todos los creyentes son santos y sacerdotes de Dios (p.ej. 1 P 2:9, Ap. 1:6, 5:10) (los obreros dentro de la congregación son otra cosa) además Yeshua prohibió que llamemos a nadie en la tierra "padre" en sentido espiritual (Mt.23:9).
Entonces, la cuestión más seria es ¿Sigues tú la Palabra de Dios o la del hombre?

UN POCO DE LA HISTORIA DE LA IGLESIA CATOLICA ROMANA
Las personas católicas a menudo argumentan que la Iglesia Católica es "la única iglesia fundada por Cristo." En realidad, Cristo no fundó ninguna "iglesia", la palabra del Nuevo Testamento Ekklesia significa "llamados fuera", Yeshua vino a llamar a la gente al Reino de los Cielos, a la salvación, fuera del pecado y el mundo. Vemos de Nuevo Testamento que todos sus primeros seguidores eran judíos, se reunieron en el templo de Jerusalén, las sinagogas y hogares. La historia cuenta que la Iglesia Católica nació en Roma no antes que en el siglo 300 cuando el emperador Constantino "se convirtió al cristianismo", e hizo "el cristianismo" la religión del Estado. En esta época la Iglesia de Roma no sólo había sido totalmente separada de sus raíces judías, se había vuelto totalmente herética y antisemita. Durante Constantino y después la iglesia de Roma se llenó de herejías paganas, sobre todo, babilónicas, y el sede del emperador de Roma se convirtió en sede del Papa en el siglo 400 y durante los años ha añadido a la religión ha añadido todo el tiempo nuevas doctrinas paganas, lo que resulta en un híbrido grotesco que no tiene nada que ver con la Ekklesia del Nuevo Testamento, o el Israel del Nuevo Pacto, fundado por Cristo.
¡No ha habido ningún pontificado continuo desde Pedro, es una mentira y gran engaño!
Cuando Cristo dijo a Pedro "Y yo también te digo que tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi iglesia, y las puertas del Hades no la dominarán." (Mt.16:8)
tenemos que tomar en cuenta que la palabra en griego que se usa como Pedro es; "petros" que significa "pequeña piedra" o "bloque" mientras la palabra "roca" es en griego "petra", y esta palabra se usa en "esta roca". O sea, Yeshua nunca dijo que construiría su iglesia en una "pequeña piedra", en una persona - eso hubiera sido un fundamento demasiado débil - sino que la construiría "en esta roca" significando en él mismo (p.ej. 1 Cor.3:11 "Nadie puede poner otro fundamento que el que está puesto, el cual es Jesucristo.")
Pedro era un judío mesiánico, uno de ellos a quienes la Iglesia Católica (que siempre ha practicado la teoría del reemplazamiento) ha perseguido y asesinado durante la historia y según la leyenda murió como mártir en la persecución del antecesor de los papas emperador Nero, crucificado con la cabeza hacia abajo. La Iglesia Católica y Pedro por lo tanto no están en el mismo lado, sino son enemigos, y la iglesia no tiene el derecho de utilizar su nombre, llamándolo falsamente papa, o partidario de las doctrinas de Babilonia.

Tal acción es 100% de Satanás, quieren que olvidemos, pero no han mostrado arrepentimiento. El colegio de la Inquisición de la Iglesia de reputación sombría Congregatio Romanae et universalis inquisitionis, todavía existe, cambiado de nombre.
Cristo dijo: "Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces. Por sus frutos los conoceréis." (Mt.7:15-16)
Ahora, ¿cuáles son los frutos de la Iglesia Católica Romana?
Son la persecución, tortura y asesinato de los seguidores de Cristo, torcer gravemente la palabra de Dios, romper todos los mandamientos de Dios, la aceptación de la homosexualidad y todo tipo de impureza sexual, sinfín de mentiras, engaño, blasfemia, hechicería, participar en el genocidio de los judíos en la segunda guerra mundial y otras cosas feas que Dios odia y prohíbe.
La historia de la Iglesia Católica es la de persecución. Pero ¿se comprometerá la Iglesia Católica a no perseguir más? ¿Garantizará la absoluta libertad e igualdad de todas las iglesias y de todas las fes? "La Iglesia Católica no se compromete en cuanto a su conducta" (The Western Watchman, 24 de diciembre de 1908). 3.
¡La Iglesia Católica Romana ha cometido muchos de los crímenes más horribles hechos en la tierra! Ha manchado la tierra con la sangre, tanto "que en ella se halló la sangre de los profetas y de los santos, y de todos los que han sido muertos en la tierra" (Apocalipsis 18:24) No olvidamos la extrema crueldad que practicaba durante la Inquisición y las Cruzadas, sólo hace poco tiempo (1184-1834), y la que sus seguidores (con el tácito consentimiento de la iglesia) practican hoy, por ejemplo, en la zona rural de México.

El año 1633 Galileo Galilei presentó su teoría según la cual La Tierra gira alrededor del Sol. La Iglesia no pudo aceptar esta idea y Galilei tenía que cancelar su argumento después de que le habían amenazado con torturarlo.
¡Sin hombres valientes como Galilei y Martin Lutero puede que seguiríamos en la dictadura sangrienta del Anticristo (papa)!

Si tendrían el mismo poder que tenían esa época, 
lo volverían a hacer!
¿ERES TU CATOLICO VERDADERO (NO SOLAMENTE POR NOMBRE) QUE CREES EN DIOS Y QUIERES OBEDECERLE?
Yahvé el Señor te ama y te dice:
¡Salid de ella, pueblo mío, para que no seáis partícipes de sus pecados ni recibáis parte de sus plagas!,... (Lee Ap.18:4-8)
¿Qué armonía puede haber entre Cristo y Belial? ¿O qué parte el creyente con el incrédulo?
16 ¿Y qué acuerdo hay entre el templo de Dios y los ídolos? Y vosotros sois el templo del Dios viviente, como Dios dijo: «Habitaré y andaré entre ellos; yo seré su Dios y ellos serán mi pueblo».
17 Por lo cual, 
«Salid de en medio de ellos y apartaos, dice el Señor, y no toquéis lo impuro; y yo os recibiré..."(2 Co. 6:15-17)
EL FUTURO DE LA IGLESIA CATOLICA: "Y los diez cuernos que viste, y la bestia, aborrecerán a la ramera, la dejarán desolada y desnuda, devorarán sus carnes y la quemarán con fuego." (Ap. 17:16) Su propio hombre, la bestia, quemara el Vaticano!
EL FUTURO DE UN CATOLICO QUE NO SE ARREPIENTE: "Pero los cobardes e incrédulos, los abominables y homicidas, los fornicarios y hechiceros, los idólatras y todos los mentirosos 
tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda."(Ap. 21:8)
"Pero los perros estarán afuera, y los hechiceros, los fornicarios, los homicidas, los idólatras y todo aquel que ama y practica la mentira." (Ap.22:15)

Si eres catolico esto es lo que debes hacer:
Tienes que decidir a quién quieres servir, a Dios o al hombre. (Si es al hombre, lamento que no puedo ayudarte, pero por lo menos te advertí) si es a Dios, tienes que renunciar completamente de la religión católica y de sus sacramentos, confesar que Yeshua (Jesús) es el único Salvador, arrepentirte de tus pecados y bautizarte en el nombre de Yeshua y vivir según lo que cuenta la Biblia. La voluntad de Dios es que veles en tu fe.

Comparte este articulo.

Post Bottom Ad

Pages