16/11/16

Somos unos ¡Hipócritas!

Vamos hacer esto rápido y fácil, muchas veces como personas nos mordemos mucho la lengua, somos los primero sen señalar, en juzgar, en criticar pero casi siempre nosotros estamos igual o peor que las personas a las cuales señalamos. No entiendo porque somos así tan criticones y no nos vemos a nosotros mismos, que fácil seria que nos fijáramos solo en nosotros y que dejemos de ver las vida de los demás.

Hay veces que el pecado nos tienen tan hundidos, intentamos salir de ese vicio o de ese problema pero caemos una y otra vez. No puede ser posible que estemos volviendo  a lo mismo algo estamos fallando y creo que es que no estamos poniendo de nuestra parte, si oramos arrepentidos, leemos su palabra pero en el momento, en el acto del pecado se nos hace fácil caer porque no estamos agarrándonos del creador, solo pensamos en nuestra satisfacción , de como nos sentimos en el momento y de como escapamos de la realidad aunque sea unos minutos, dejamos que esa sensación nos gane, aun sabiendo que no hay mejor sensación que la que Dios da después de darnos salvación.

No puede ser posible que no podamos dejar eso a un lado, Dios nos ama y nos perdona pero creo también a el le duele vernos hundidos en el pecado y mas que ni si quiera lo intentamos solo le dejamos el paquete a el pero debemos recordad que también nosotros debemos estar dispuestos y rendirnos ante el y dejar que el modele nuestra vida, pero no dejándolo actuar de manera solitaria si no que debemos trabajar en equipo y cuando estemos apunto de caer agarrarnos de el y estoy plenamente seguro que el nos sacra de ahí, si pecamos es porque nosotros queremos , no tenemos que echarle la culpa a nadie.

Somos Hipócritas porque muchas veces señalamos muy fácil cuando nosotros estamos hundidos en ese lodo que nos ensucia cada día mas, ya basta de dejarnos derrotar tan fácil, somos hijos de un rey no tenemos que rendirnos tan fácil y dejar que el pecado nos venza, no es fácil pero muchas veces ni si quiera lo intentamos y dejamos todo a los demás o al mismo Dios.  Debemos aprender a discernir y ver en que estamos fallando no tenemos excusa de nada y creo que lo que sembremos eso vamos a cosechar, no será ni mala suerte ni buena solo lo que sembremos, eso vamos a obtener, piensa estas sencillas palabras y reflexiona sobre tu vida, debemos reaccionar, Dios nos esta llamando en este momento, rindamos cuentas.

CRISTO NOS HACE LIBRES