26/8/16

Te pido perdón | Lucas 6:37

Llega el momento en la vida cuando los pecados y el sentimiento de culpa te consume tanto que llegas al tope de todo eso y ya no puedes mas. Te sientes culpable de todo, te sientes desesperado, te dan ataques de ansiedad por todo ese sentimiento que no te deja avanzar, que te tiene atado a esa vida de pecado pero en el nombre de Jesús se rompen esas cadenas.

Tu desesperación se debe a que no has perdonado, todas las personas cometemos errores y le hacemos daño a la gente que amamos, ¿pero que persona no le hace daño a la gente? todos, porque somos seres humanos y pecamos (Romanos 3:23). Debes aprender a pedir perdón por tus actos a Dios pero también debes perdonarte a ti mismo. Hay veces que somos muy estrictos con nosotros mismos que queremos ser perfectos y no hacerle daño a nadie pero somos simples pecadores que necesitamos perdonar y dejarle todas nuestras cargas a nuestro Dios (Mateo 11:28).

Jesús es el único que no nos falla, el único que muestra su amor y su confianza en nosotros, que aun siendo pecadores el murió y resucito por nosotros . El muestra lo que es el amor que aun siendo como somos el nos ama tanto y nos perdona, solo que no quiere vernos sufrir pero nosotros nos empecinamos estar hundidos en el lodo del pecado. Estas cansado de estar con esa desesperación, de ese dolor, de esa tristeza por los daños que les haz hecho a tus seres amados, por todo lo que has fallado a Dios y a ti mismo, pues ahora es el momento de entregarle todo eso a Dios y decirle que sabes que hiciste daño pero que estas arrepentido, que le entregas todo ese sentimiento de culpa que te esta consumiendo y verás que el señor te hará entender y te liberara de todo eso que te esta afectando.

Vivir algo así es muy doloroso, es algo que puede provocar mucho daño pero solo en ti esta en decir ya basta, me porte mal pero Señor vengo ante ti humillado y diciéndote no puedo mas, perdóname y hazme un nuevo ser, liberame de todo esto y hazme libre.

No puedes seguir viviendo así, pero nadie puede hacer nada por ti si tu no quieres salir de eso, puedes hacer muchas oraciones pidiendo perdón por lo mismo, pero seguirás así siempre si no haces el acto de obediencia a Dios y le entregas TODO lo que te esta consumiendo, hoy es el tiempo de tomar esa importante decisión y dejar todo eso fuera en el nombre del Señor.

Pido perdón por todo lo malo que te he hecho, nunca fue mi intención hacértelo, Dios tu sabes todo lo que pasé por ese sentimiento de culpa pero hoy te lo entrego y no vuelvo a sentirlo mas en el nombre de Jesús. Te entrego todo lo que soy, no quiero volverte a fallar , hazme libre de todo esto y hazme un nuevo ser, Amen.