10/3/16

Tengo un enamorado en la iglesia | Hemos Tenido relaciones | Consejería

Hola hermanos. Buenas, quería decirle que yo tengo un enamorado en la iglesia, nos conocimos muy bien! Pero ambos estamos cayendo en tentación, hemos fornicado casi un mes completo! Pero no sabemos que hacer. Estamos pidiendo ayuda, por favor no nos queremos alejar de Dios, se que ustedes nos ayudarán !Ayúdenos¡ por favor gracias.


Respuesta

Gracias por usar nuestra app y mandarnos tu consejería. Bueno primeramente tenemos que saber que nos dice Dios acerca de la relaciones antes del matrimonio.

Huid de la fornicación. Cualquier otro pecado que el hombre cometa, está fuera del cuerpo; mas el que fornica, contra su propio cuerpo peca (1 Corintios 6.18).


Esto es clave. Decir que cualquier otro pecado que se cometa está fuera del cuerpo da a entender que la fornicación es un pecado que se hace con algo dentro del cuerpo. Es entonces según palabras bíblicas un pecado diferente de los demás porque se comete con algo dentro del cuerpo o con el cuerpo. Nos dice que huyamos de él dando pues a entender que es un pecado muy mortal y por lo tanto terrible en extremo.

Dice que el que tiene relaciones sexuales antes del matrimonio peca contra su propio cuerpo. Ya sabemos que nuestro cuerpo es el verdadero templo de Dios. Entonces es un pecado gravísimo en extremo ya que al hacerlo estamos atentando contra el templo de Dios. Es por esto que debemos huir de este pecado o delito porque atenta contra nuestro cuerpo, el templo de Dios.

Es importante comprender entonces que todo pecado que se comete está fuera del cuerpo y que el único que se comete dentro del cuerpo o con algo dentro del cuerpo es precisamente la fornicación.
Usted debe CREER DE TODO CORAZÓN es que TODO LO PUEDE EN CRISTO QUE LE FORTALECE (Filipenses 4:13). Aunque por sí misma NO puede vencer esta tentación, POR MEDIO DEL PODER DE CRISTO, lo puede vencer (favor de leer con cuidado 1 Corintios 10:13). NO permita que Satanás le engañe al grado que sea convencido que NO puede vencer esta tentación con la ayuda de Cristo. Una cosa es reconocer que UNO SOLO no puede; es otra muy diferente creer EQUIVOCADAMENTE que uno no puede AUN con la ayuda del Señor.
El siguiente aspecto de la estrategia es ENTENDER lo que está sucediendo y luego encontrar un método adecuado para vencer esta tentación.   Los principios fundamentales de esta estrategia son:
A. Guardar el corazón (Proverbios 4:23; Romanos 12:1,2; Filipenses 4:8; Romanos 8:1,12-14).
B. Ser constante (Mateo 26:41; 1 Pedro 5:8,9; 1 Corintios 10:12,13).
C. Resistir (Santiago 4:7). No nos puede obligar a pecar.
D. Huir (2 Timoteo 6:10,11; 2 Timoteo 2:22; 2 Corintios 6:18; Génesis 39:7-12).
E. Arrepentirse (1 Juan 1:8-2:2).
Eviten situaciones como el quedarse solos por mucho tiempo, traten de convivir con otras parejas cristianas o con otras parejas de principios sanos. Nunca deben estar solos en la casa de uno de los dos por mucho tiempo para así evitar que pasen por esos actos. Deben evitar también si al momento de besarse o cosas así provocan que ustedes vayan al acto de la fornicación si es así deben evitarlo para no volver a caer en lo mismo.
Si, en su momento llega la sensación de querer fornicar es ese momento de huir y de orar si pueden juntos para que Dios los ayude a los dos y eviten caer en pecado. También otra cosa que se les sugiere es que se lo cuenten a un líder, en este caso al líder de su iglesia ya sea el de jóvenes, o al pastor, para que ellos puedan también ayudarlos en esta difícil etapa en la que se encuentran. No tengan vergüenza en decir lo que esta pasando porque esto es importante hablarlo para que puedan ser apoyados biblicamente y puedan salir adelante en esto. No están solos, Dios les ama y quiere tener control en sus vidas, solos no podemos salir de cualquier pecado, necesitamos de Dios solo con el podrá uno salir adelante y no volverlo hacer, necesitamos decirle a Dios lo que estamos haciendo y el con su infinito amor nos ayudará y auxiliará en esta tan complicada etapa. Muchas bendiciones a sus vidas y adelante con Cristo Jesús.