25/2/16

"Los cristianos son humanos" | Reflexion

Muchas veces creemos que por ser cristianos tenemos la verdad absolutamente no solo en lo que se trata de Dios si no en todo. He estado analizando esto y creo que la gente cree que somos extraterrestres o seres divinos y que no podemos equivocarnos, cometer errores, nos tienen considerados como unos perfectos y muchas veces es porque nosotros nos creemos perfectos y déjame decirte algo amigo cristiano y no cristiano, ¡NO SOMOS PERFECTOS! Los cristianos nos equivocamos al igual que las demás personas, y cometemos muchas faltas pero la única diferencia es que nosotros tenemos un abogado que es Jesucristo que aboga por nosotros ante el padre.

1 Juan 2:1

Muchas veces caemos en el juego de las personas no creyentes o de una religión y no sabemos cómo responder antes las críticas (Mateo 7:1-5) que nos pueden presentar y muchas veces por eso se nos cataloga de creernos con toda la verdad aunque debemos dejar claro que la única verdad es Jesucristo esa es la única verdad que los cristianos sabemos y tenemos. He identificado esto y duele saber que muchos tienen el protagonismo de ser siempre la estrella de todo, pueden ser pastores, cantantes, obispos, maestros etc. Creemos que la estrella de una iglesia, de un ministerio, de una canción, de un vídeo, de un programa, de una foto, somos nosotros y se nos olvida que el único que merece toda gloria y honra es nuestro señor Jesucristo. Tenemos tanto exceso de protagonismo que nos desviamos realmente del objetivo de nuestro ministerio, salimos más a cuadro nosotros que el mismo Dios, esto es una crítica constructiva para ti y una advertencia para mí, debemos dejar bien claro que aquí el único importante es Dios y que tú que no conoces del Señor te estás perdiendo de algo tan maravilloso que solo él te puede dar. Los cristianos caemos mucho en la soberbia y el protagonismo pero somos unos pecadores al igual que todos (1 Juan 1:8-10)la única diferencia es que lo reconocimos y aceptamos a Jesús en nuestras vidas y desde ese momento hemos sido transformados por la sangre preciosa de nuestro señor Jesucristo. Debemos cuidar nuestro testimonio y no caer en esta arrogancia tan común entre los cristianos, debemos tener los pies bien puestos en la tierra y bien firmes en la roca. Dios te manda a que seas santo como lo es el (1 Pedro 1:16). Nunca dejaremos de ser humanos y de equivocarnos, de hacer daño, de lastimar pero de algo si es seguro es que tenemos el mejor amor que podemos tener que es el amor de Dios, es el que nos ha transformado, cambiado y redimido al punto de tener una salvación que solo él nos puede dar. Hoy es el día que decidas tener ese cambio y esa humildad de ser un hijo de Dios y veras como tu vida será reflejo de lo que vive en ti ahora.

Juan 8:32 y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.