6/10/15

Édgar Valdez Villarreal "La Barbie" Se convierte a Cristo | Noticia

En los últimos años La Barbie cobró fama en México expuesto por las autoridades como uno de los narcotraficantes más peligrosos y sanguinarios.
Édgar Valdez Villarreal nació en Laredo, Texas, el 11 de agosto de 1973 y por lo menos desde que tenía 20 años en Estados Unidos se le consideraba un criminal. Entonces tenía un apodo menos glamoroso: Mike.
Hoy usa el uniforme caqui reglamentario de los presos, está rapado y, según dicen quienes lo describen, ha bajado más de 10 kilos. De acuerdo con los testimonios, La Barbie asegura haberse vuelto cristiano y anda dentro del penal de máxima seguridad del Altiplano en el Estado de México con una Biblia bajo el brazo.
Se le acusa de haber formado parte de La Federación, cártel en el que trabajaban en colaboración Joaquín El Chapo Guzmán y Arturo Beltrán Leyva, El Barbas.
La Procuraduría General de la República (PGR) lo señala también como uno de los operadores de la sangrienta guerra entre El Chapo y los hermanos Beltrán Leyva que se desató en enero de 2008, cuando se fracturó La Federación.
Además se le acusa de haber sido brazo derecho del Barbas y responsable de reclutar y manejar a sus grupos de sicarios, entre ellos Los Números y los Maras, así como de encargarse de la logística del tráfico de drogas de Sudamérica a México y de México a Estados Unidos junto con Gerardo Álvarez Vázquez, El Indio.
En los días finales de este sexenio, de acuerdo con algunas fuentes, La Barbie podría ser extraditado a Luisiana, donde una corte lo ha solicitado al gobierno de México para someterlo a juicio.
Según los testimonios de Jennifer y Mateo (nombres clave de Roberto López Nájera y Sergio Villarreal Barragán, El Grande, testigos de cargo de la PGR), Valdez fue parte de una trama de corrupción en las fuerzas armadas en la que están involucrados los generales Tomás Ángeles Dauahare, Roberto Dawe González, Ricardo Vargas Escorcia, Rubén Pérez Ramírez, el coronel Silvio Isidro de Jesús Hernández Soto y el mayor Iván Reyna Muñoz, acusados de diversos delitos relacionados con el crimen organizado.
Sin embargo, las más recientes declaraciones procesales deLa Barbie están poniendo en entredicho el proceso penal contra los militares, señalados como presuntos cómplices del propio Valdez y de Arturo Beltrán Leyva.

Édgar Valdez Villarreal, La Barbie, es un delincuente singular. Tras pasar media vida comerciando con drogas, en prisión se convirtió al cristianismo –en El Altiplano deambulaba con una Biblia bajo el brazo– y desobedeció el código de silencio al que se someten los narcotraficantes.

El 30 de septiembre fue extraditado a Estados Unidos y con él va información sobre las presuntas redes de corrupción entre cárteles de la droga y autoridades de México en los sexenios de Vicente Fox y Felipe Calderón, incluyendo la red criminal creada en el Estado de México cuando Enrique Peña Nieto era gobernador.

El 26 de noviembre de 2012, días antes de que terminara el gobierno del presidente Felipe Calderón, Valdez –por conducto de su abogada, Eréndira Joselyn Guerra–, envió a la reportera una carta en la cual denunciaba la complicidad del gobierno federal con los cárteles de la droga.

En el texto decía que el propio Calderón había encabezado reuniones con narcotraficantes para llegar a acuerdos en el negocio del tráfico de drogas, y que el entonces secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, y los miembros de su equipo recibían sobornos de los cárteles.

Rebelde sin causa

Más de la mitad de su vida, refieren las acusaciones, Valdez, nacido en 1973, ha sido un delincuente. Su primera acusación criminal por tráfico de drogas fue hecha en 1998, en la Corte de Distrito Este en Laredo, Texas; ahí se dice que comenzó a traficar drogas desde los 20 años, a las órdenes de Adelmiro Ramírez, quien controlaba una red de transporte, distribución y venta de mariguana.

Averiguaciones previas abiertas por la Procuraduría General de la República (PGR) indican que La Barbie se integró a la llamada Federación de Cárteles, constituida a iniciativa de Joaquín El Chapo Guzmán e Ismael El Mayo Zambada en 2001; ésta aglutinaba principalmente al Cártel de Sinaloa, al de Juárez y las organizaciones de los Valencia, los Beltrán Leyva, Ignacio Coronel y Juan José Esparragoza Moreno, El Azul.




Aun cuando te encuentras encerrado en un penal y acusado por narcotráfico, Dios muestra su infinito amor y perdón, oremos por Édgar Valdez Villarreal para que Dios le de fortaleza y  haga el cambio en el, ya hizo mucho daño pero en Dios todas las cosas son hechas nuevas. Dios nos ama y no importa lo que hagamos él nos perdona, solo debemos rendirnos ante el y el hará el cambio en nosotros. Dios bendiga a la “Barbie” y a todos los hermanos encerrados en una cárcel. Que buenas noticias es saber que alguien se convierte y la barbie ahora anda con un arma mas poderosa que es la biblia, Dios le bendiga y que ahora en adelante proclame su nombre.