2/4/14

El "te amo" mas sincero no me lo dijeron con palabras

Todos alguna vez hemos recibido un te amo pero de  ¿cuántos de esos te amo han sido sinceros?
 ¿Cuántos de esos te amo fueron realmente verdaderos?
Ahora el decir un te amo es sumamente fácil, ya cualquiera te lo dice sin realmente sentirlo. Esta palabra la hemos devaluado tanto.
Decir un “te amo” trasciende las palabras para dar paso al alma que expresa uno de los más puros sentimientos. Decir “Te amo” es comprender que, a pesar de los defectos, los momentos que pasamos a su lado hacen valer la pena esos pequeños detalles que llamamos imperfecciones, es sentir la seguridad de que somos capaces de sobrellevar la cotidianidad de una vida junta con todo lo que eso conlleva. Es estar dispuesto a luchar por lo hermoso que se tiene, es comprender el significado de perdonar, es apoyar incondicionalmente, es darlo todo sin esperar nada a cambio más que su felicidad, es estar dispuesto a sortear los obstáculos y pruebas que la vida nos ponga. Eso, y más aún, significa decir “Te amo“.
La más grande demostración de un “te amo”  lo ha hecho Jesús al morir por cada uno de nosotros para darnos vida y vida en abundancia. Él ha demostrado lo que realmente significa esa gran palabra. El murió por nosotros demostrando lo que tanto nos ama que dio su vida en esa cruz y que resucito al tercer día para que nosotros ya no sufriéramos y tuviéramos vida eterna.