23/12/13

Seamos como niños

Vemos a los niños con una sonrisa en la cara la mayoría de las veces, los vemos que son felices en su mundo donde lo que ellos quieren es solo comer, jugar y descansar.
Los niños son muy felices (en su mayoría) , no andan con los típicos problemas de nosotros los adultos , viven el momento, son alegres, son activos y lo único que quieren es estar con la gente que ellos quieren.
Los adultos sufrimos por cosas que para un niño son absurdas, ellos no andan tristes porque terminaron con su novia/o , ellos no se preocupan si hay dinero para comer o no, ellos no se preocupan si tienen algún problema en alguna materia de la escuela, ellos no tienen celos, ellos no odiosos, ellos no maltratan, en pocas palabras ellos no son como muchos adultos que se la viven mortificados con sus problemas y sufriendo día con día porque no se solucionan.
Debemos ser más como un niño y no quiero decir con esto que nos valga todo y que vivamos solo el momento, no, no me refiero a eso pero lo que si debemos hacer es tener tranquilidad, ser alegres, aunque estemos tristes veamos el lado bueno a todo, estar rodeados de la gente que nos quiere, ser amorosos y por nada en el mundo dejarse rendir por nadie ni por nada. Dejemos esos problemas , esas situaciones que nos agobian a un lado por unos momentos y vivamos el presente y estar confiado en Dios que el nos ayudara y sea lo que estemos preocupados el abrirá caminos para  ver la luz al final del túnel.

y dijo: De cierto os digo, que si no os volvéis y os hacéis como niños, no entraréis en el reino de los cielos.  Mateo 18:3