16/10/13

El Budismo


Las transformaciones sociales ocurridas en la India durante los siglos VII y VI a.C., posibilitaron el florecimiento de nuevas ideologías, entre religiosas, entre las cuales se encuentra el budismo. Este, abandonando antiguos conceptos, hizo del propio ser humano, apartado de cualquier divinidad o ayuda exterior, la única fuente de salvación.

Budismo es el nombre dado por los occidentales al sistema Sidharta Guatama, llamado el Buda (del sánscrito buddha, Buda) o Sad-dharma (ley correcta o perfecta). Tiene por fin la realización plena la naturaleza humana y la creación de una sociedad perfecta y pacifica.

La tradición budista admite que, además de sidharta Gautama, cuyo nacimiento tuvo lugar por el año 560 a.C., otros Budas han vivido sin darse a conocer. Todo aquel que busca la iluminación, al igual que los que, después de conseguirla, se dedican a salvar al prójimo, se vuelven Bodhisattvas (Budas).

Habiendo surgido en medio de las confusiones religiosas y habiendo heredado la milenaria "sabiduría" de los Vedas y de las doctrinas del brahmanismo, el budismo es una mezcla de filosofía y espiritismo que se propone endiosar al hombre. En cambio, el centro de la verdadera religión es Cristo.

RESUMEN HISTORICO



Existen cerca de 578 biografías sobre la vida de Buda, cada una más fantástica que la anterior. El primer texto conocido. Que trata de su vida fue escrito 400 años después de su muerte, aunque existen inscripciones budistas anteriores, en estelas de piedra.

Los textos referentes al nacimiento de Buda casi siempre envuelven este acontecimiento en una atmósfera poética y piadosa. Hijo de rey Shuddodana, Buda fue concedido en el vientre de la reina Maya durante el sueño por un pequeño elegante blanco. Sin causarle ningún sufrimiento a su madre, vino al mundo en un bosque tranquilo, cercado de flores, manantiales y árboles frutales. Nació con cuarenta dientes y diciendo: "Soy el señor del mundo". Conocía también al nacer 74 alfabetos, inclusive el chino, y tenía ochenta y tantas señales físicas distintivas del futuro Buda. Esta es una de las leyendas sobre su nacimiento.

Por las informaciones más comprobadas sobemos que Sidharta Gautama nació por el año 560 a. C. (556?) en Kapilavastu, capital de un pequeño reino próximo al Himalaya, en la actual frontera de Nepal. Paso su infancia y su juventud en la corte de su padre, el rey Shuddodana, rodeado de lujo principesco. Se caso, siendo todavía joven, con su prima Yassodhara, y tuvo un hijo a quien le dieron el nombre de Rahula.

Sidharta tuvo su crisis religiosa cerca de los treinta años. Todo lo que se dice de su experiencia se basa en la leyenda de los cuatro encuentros.

LA LEYENDA DE LOS CUATRO ENCUENTROS



Le había sido dicho al rey Shuddodana que si quería evitar que su hijo lo abandonase, tenía que aislarlo del mundo e impedirle ver el sufrimiento. Es un poco difícil imaginarse como habría conseguido hacer eso y educarlo para gobernar al mismo tiempo.

En todo caso, esas medidas no progresaron. Sidharta, acompaña de su escudero-cochero Xanna, dio cuatro paseos sucesivos. En el primero vio a un viejo arrugado, trémulo y apoyado en un bastón.

- ¿Qué es eso? - Pregunto. - Es la vida, mi señor - respondió su escudero.

La misma cosa aconteció cuando Sidharta sé encontro con un entierro y con un enfermo cubierto de llagas.

De esa forma Sidharta conoció el dolor, la muerte y el tiempo que todo lo consume. Pero, en el cuarto paseo, se encontró con un hombre espantosamente flaco, desnudo, que solo tenia un tazón para las limosnas y, con todo, tenia la mirada serena de un vencedor. Era un monje asceta, un hombre que había vencido el dolor, la muerte y la angustia en busca del Atman (yo) y lo había puesto en contacto con el mar eterno del ser que fluye de las apariencias ilusorias.

Después de la fiesta que celebro en palacio en honor del nacimiento de su hijo, a la mañana siguiente, Sidharta beso a su mujer y a su hijo, que estaban durmiendo, y huyo conducido por su cochero. Mas adelante se cambio de ropa con un mendigo, se corto el pelo con una espada y, descalzo, se encamino al encuentro de los ascetas.

Rompió los vínculos de las ilusiones; buscaba ahora la certeza y el absoluto que le daría sentido a la vida.

LA ILUMINACION



Por el año 532 a.C., Sidharta renuncio al ascetismo. Sus cinco discípulos lo abandonaron escandalizados por verlo tomar un baño en el río y aceptar una merienda ofrecida por una joven. De acuerdo con la leyenda, Sidharta reconoció que no era la mortificación personal lo que conducía a la liberación.

Después de alimentarse, se sintió mas dispuesto a buscar la iluminación "Bhodi" y, tomando posición de yoga, se coloco bajo una higuera y se puso a meditar. Allí comienza su propiamente dicha.

Terminada la meditación de la higuera, Sidharta busco a sus cinco compañeros y les comunico su descubrimiento: Es posible anular las nuevas encarnaciones - el samsara - y escapar a los sufrimientos del mundo. Su premisa básica era: Todo vivir es sufrir. El hombre tenia que identificar los lazos que unen lo sufrimientos a la vida y tratar de eliminarlos. De ahí proceden las Cuatro verdades nobles y el Camino de los ocho pasos, que veremos mas adelante.

Buda falleció cuando tenia ochenta años. Después de su muerte el budismo se corrompió, dando origen a diversas sectas budistas. Cada cual tiene su interpretación propia de las palabras de Buda. Algunas sectas lo divinizaron; otras alegan que él, habiendo llegado al Nirvana, ya dejo de existir...

DISEMINACION DEL BUDISMO



Los centros más importantes del budismo son: Indochina, el Tibet, Nepal, China, Japón, Corea y Ceilán. En la India existen solo unos 200.000 budistas, pues el islamismo marco su fin en su país de origen.

En Europa muchos se han adherido al budismo, mas por moda que por otra cosa. En los Estados Unidos se introdujo en forma mas seria a través de la secta japonesa zen, y tiene ahora cerca de 300.000 adeptos.

En la actualidad, debido a razones políticas, el budismo esta en franca decadencia en China y en el Tíbet. Pero en otros países asiáticos esta pasando por una fase de reavivamiento, asociándose muchas veces a movimientos nacionales. Exponentes de la cultura hindú contemporánea, tales como Gandhi, Tagore, Tegore, Nehru y Radh-Krishna, han demostrado gran simpatía por el budismo.

En Brasil, el primer grupo de budistas se formo en Río de Janeiro, en la década del 20. En 1955 fue reavivado con la introducción del budismo zen. El movimiento tomó el nombre de Sociedad budista de Brasil. Tiene un templo en Río Janeiro y cuenta con adeptos y núcleos en San Pablo y en Brasilia. Los budistas japoneses inmigrantes tienen escuelas budistas, centralizadas en San Pablo bajo diversas denominaciones.

El número de adeptos del budismo en todo el mundo sobre pasan los trescientos millones.

LA LITERATURA BUDISTA



Cada una de las numerosas sectas del budismo tiene su propia versión de sus escrituras sagradas, junto su vasto cuerpo de comentarios filosóficos y devociones, inmersos muchas veces en el mito, la leyenda y el milagro. Presentan, por consiguiente, variaciones cualitativas.

Durante unos 400 años, las enseñanzas de Buda solamente fueron transmitidas en forma oral. Gran parte de la literatura de las diferentes sectas se ha perdido. Las enseñanzas budistas mas importantes, que son la base de casi todas las otras, son las siguientes "cánones":

Canon Theravada (Tipitaka - "Los tres cestos") - son conservados en su totalidad. Existen también dos colecciones de esos textos en las lenguas china y tibetana. Este canon se divide en tres partes:

1.   Vinaya - "conducta". Contiene reglas de disciplina.

2.   Dharma - "doctrina". Son discursos doctrinales atribuidos a Buda.

3.   Abhidharma - Es la elaboración sistemática de las ideas expuestas en el Dharm.

·         Mahavastu - La gran historia.

·         Lalita-vistara - Es un relato minucioso de la vida de Buda, desde su decisión de nacer hasta su primer sermón.

Dos cánones que merecen ser citados son el chino-japones y el tibetano, habiendo sido traducido este ultimo a diversos idiomas. Existen mas textos dispersos, escritos en sánscrito, en manchu, en mongol y en varios dialectos del Asia central, como el tangut.

FACCIONES DEL BUDISMO



De entre las diversas facciones del budismo, las más destacadas son:

·         - Hinayana (Pequeño camino): Sudoeste de Asia.

·         - Mahayana (Gran camino): Japón, China, Grecia y otros lugares.

·         - Vajrayana (Camino de diamante): China, Japón y otros lugares.

·         - Budismo zen: Estados Unidos y otros lugares.

·         - Lamaismo (Mezcla del budismo con la demonolatría tibetana): El Tíbet.

·         - Tendai: Japón, Tailandia y Birmania.

·         - Zenmui: Ceilán y otros países.

·         - Asoka: India, China, Ceilán y otros lugares.

·         - Theravada: Varios países.

DOCTRINAS



Dios - En el budismo original no existe la idea de un dios supremo que opera sobre el mundo. La idea de la divinidad, para Buda, era semejante a la de los brahmanes, con la excepción de no admitir un Dios creador (Ishvara).

El universo - El budismo difiere del hinduismo en cuanto a la concepción del universo. Las creaciones periódicas de los sistemas cósmicos son regidas por una ley eterna, y el proceso nunca tuvo comienzo y nunca tendrá fin.

Brahma - "Mas si un hombre... no deja olvidado a ente alguno del mundo que tenga forma y vida, y a todos los envuelve en sentimientos de amor, de piedad, de simpatía y de serenidad creciente, incesante y sin medida, entonces, en verdad, ese hombre conocerá el camino que lleva a la unión con Brahma." (Buda)

Buda - Algunas sectas lo divinizaron; otras alegan que dejo de existir al llegar al Nirvana; otras afirman que sigue viniendo al mundo en diferentes y sublimes reencarnaciones. Muchas fantasías y mucho misticismo se unen a su persona. Los nombres que se le dan, muestran las distintas ideas acerca de Buda.

·         - Sidharta Gautama - Sidharta, nombre propio; Guatama, nombre de la familia.

·         - Shakyamuni - El sabio de la tribu de los Shakyas.

·         - Bhagavat - El bienaventurado.

·         - Tathágata - El perfecto que vio y partió.

·         - Jina - El victorioso.

·         - Buda - El iluminado, el hombre que despertó.

Mara - Es el demonio de las ilusiones, padre de tres hijas: Voluptuosidad, Codicia e Inquietud. Según el budismo, Mara lucha constantemente con el hombre, no permitiendo que este alcance el Nirvana.

Samsara - Es el círculo de los renacimientos sucesivos. Con la transmigración del alma a otros cuerpos había también una retribución. El samsara para el budismo es infinito; hasta los dioses están sujetos a esa ley. Solo llegando al Nirvana quedaría el hombre libre del Samsara.

El Karma - En las reencarnaciones, lo que una persona practica en una vida, se incorpora a la próxima. Si el individuo fue bueno, seguirá siéndolo a lo largo de las infinitas vidas; si fue malo, se irá degradando y acabara por nacer esclavo o insecto. Es la ley de "El que la hace, la paga".

El hombre - La visión budista de la naturaleza humana enseña que el hombre en su existencia no es bueno ni malo, pudiendo volverse bueno o malo conforme a su conducta. Algunas escuelas creen que el hombre tiene tendencias innatas para el bien; otras realzan que a la naturaleza humana, con su egoísmo, su ignorancia y otros factores negativos, le es difícil o imposible hacer que el hombre venza por sus propios esfuerzos.

El Nirvana - "El discípulo que haya renunciado al placer y al deseo, y el que es rico en sabiduría, ese alcanza en este mismo mundo, la liberación de la muerte, el Nirvana, la morada eterna."(Buda)

El Nirvana es la extinción del ser, una autoextinción en que toda idea de personalidad individual cesa, deja de existir. No habiendo, por consiguiente, nada que pueda renacer, el alma se extingue en la nada, en la felicidad eterna, en el no ser.

·         Toda la doctrina budista tiene la mira de llevar al hombre a extinguirse a sí mismo. Es el único medio de escapar a los horrores del Samsara. El hombre que consigue llegar a esa etapa, es libre. La felicidad no existe; es la liberación del dolor. ¡La liberación del dolor termina en la NADA!

·         Seria asombroso: perder tanto tiempo en la tierra con especulaciones filosóficas, religiosidad y otras cosas mas, tan solo para llegar a la nada...

El sufrimiento - "Es muy difícil penetrar con la punta de un cabello quebrado unas cien veces en un pedazo de cabello igualmente quebrado. Es más difícil aun comprender el hecho de que todo es sufrimiento. La universalidad de dolor solo se evidencia paulatinamente, a medida que el hombre adquiere una experiencia paulatinamente, a medida que le hombre adquiere una experiencia de iluminación espiritual, venciendo así la causa del sufrimiento y del flujo transmigratorio, a saber, la ignorancia, la ilusión, el sueño en que yacen la mayoría de los hombres."(Buda)

El suicidio - El budismo no admite el suicidio, que considera inútil, ya que lleva al hombre a una nueva reencarnación, de vuelta al mundo y a los dolores. En cambio, si el hombre ya alcanzó el nirvana, el suicidio es indiferente, porque ya no existe más. En ese caso, creyendo hacer el bien, vemos monjes budistas que mueren carbonizados en protesta por alguna cosa que aflige a los hombres. Dejando de existir, reposara en la inconmensurable paz del nirvana; ¡en el no ser!

Las tres marcas - Tradicionalmente el budismo se distingue de las otras religiones por las llamadas tres marcas: impermanencia, insubstancialidad y nirvana.

La idea de la impermanencia sostiene que no existe en el mundo nada que sea eterno y perenne. La de la insubstancialidad, que los fenómenos no tienen un núcleo estable que determine su naturaleza; son meras combinaciones. La idea del nirvana ya la hemos comentado en una exposición anterior.

Las cuatro verdades nobles - Estas verdades componen, en la visión budista, la ley fundamental del universo. Son la doctrina base de todas las escuelas y sectas del budismo.

·         1.- Sobre el dolor: El nacimiento es dolor, la vejez es dolor, la enfermedad es dolor, la muerte es dolor, el contacto con lo desagradable es dolor, la separación de lo que es agradable es dolor, no realizar los deseos es dolor. En resumen, los componentes de la individualidad, a saber, el cuerpo, las sensaciones, las percepciones, las formaciones síquicas y la conciencia (conocimiento), son dolor.

·         2. Sobre el origen del dolor: El deseo de existir es el que conduce al renacimiento, el que trae el placer y la codicia, el que busca su satisfacción; la sed de experiencia sensorial, la sed de seguir viviendo.

·         3. Sobre la supresión del dolor: La extinción completa del deseo, a fin de que no haya pasión. Alejarlo de sí, renunciar a él, librarse de él y no darle lugar alguno.

·         4. Sobre el camino que lleva a la supresión del dolor: El sagrado camino de ocho pasos: visiones rectas, voluntad recta, lenguaje recto, conducta recta, medios rectos de subsistencia, esfuerzo recto, recto desvelo y concentración recta.

Como podemos notar el budismo es una religión falsa. Sus doctrinas evaden los principios de dios Creador de los cielos y de la tierra, de acuerdo a la revelación dada a sus siervos a través de la Biblia.

Si creemos que Dios es universal, no podemos creer que la "iluminación" hallada por Sidharta vino de Él. Dios no se contradice. El profeta Isaías, que profetizo mas de cien años antes de que Buda naciera, ya alegraba nuestro corazón con palabras como estas:

"Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores... y por su llaga fuimos curados" (Isaías 53:4, 5).



El budismo es una de las principales religiones del mundo en términos de adeptos, distribución geográfica, e influencia socio-cultural. Mientras que por mucho tiempo ha sido una religión “oriental,” ha estado cobrando una creciente popularidad e influencia también sobre el mundo occidental. Es una religión única en el mundo por derecho propio, aunque tiene mucho en común con el hinduismo en que las dos pueden ser llamadas religiones “orientales,” que creen en el karma (causa y efecto éticos), māyā (la ilusoria naturaleza del mundo), y samsara (el ciclo de la reencarnación) entre otras cosas. Los budistas creen que la última meta en la vida es alcanzar la “iluminación” como ellos perciben su existencia.

Su fundador Siddhārtha Gautama nació dentro de la realeza en la India cerca de 600 años antes de Cristo. Según la historia, él vivió una vida de lujos y aún se casó y tuvo hijos teniendo muy poco contacto con el mundo exterior. Sus padres intentaron alejarlo de la influencia de la religión y de cualquier exposición al dolor y al sufrimiento. Sin embargo no pasó mucho tiempo, antes que su frágil refugio fuera penetrado y pudo entrever a un hombre viejo, uno enfermo y un cadáver. Su cuarta visión fue la de un pacífico monje ascético (quien se negaba al lujo y la comodidad). Viendo su apacible carácter, decidió convertirse él mismo en asceta. Abandonó su vida de riqueza e influencia y buscó la iluminación a través de la austeridad. Él era muy hábil en esta suerte de auto-mortificación e intensa meditación. Fue un líder entre sus semejantes. Eventualmente dejó que sus esfuerzos culminaran en un gesto final. Él se “consintió” a sí mismo con un plato de arroz y luego se sentó bajo una higuera (también llamada el árbol bodhi) para meditar hasta que alcanzara la “iluminación” o muriera en el intento. A pesar de su congoja y tentaciones, para la mañana siguiente, él ya había alcanzado la iluminación, por lo que fue conocido como “el iluminado” o el “Buda.” Basándose en su nuevo logro, comenzó a enseñar a sus compañeros monjes, entre quienes ya había ganado gran influencia. Cinco de sus compañeros se convirtieron en los primeros de sus discípulos.

¿Qué había descubierto Gautama? Que la iluminación yace en el “camino medio”, ni en lujosas complacencias, ni en la auto-mortificación. Más aún, él descubrió lo que sería conocido como las “Cuatro Nobles Verdades” – (1) vivir es sufrir (Dukha), (2) el sufrimiento es causado por el deseo (Tanha, o “atadura”), (3) uno puede eliminar el sufrimiento mediante la eliminación de todas las ataduras, y (4) esto se alcanza siguiendo el óctuplo noble sendero. El “óctuple sendero” consiste en tener una correcta: 1) comprensión, 2) pensamiento, 3) palabra, 4) acción, 5) ocupación (siendo un monje), 6) esfuerzo (recanalizar los malos instintos y alimentar los buenos), 7) atención (meditación), y (8) concentración (enfoque). Las enseñanzas budistas fueron reunidas en la Tripitaka o “tres canastas.” [Win Corduan, Neighboring Faiths (IVP; 1998) :220-224].

Tras estas enseñanzas distintivas, hay enseñanzas comunes con el hinduismo, llamadas Reencarnación, Karma, Maya, y una tendencia a comprender la realidad como Panteísmo en su orientación. El budismo también ofrece una elaborada teología de deidades y seres exaltados. Sin embargo, al igual que el hinduismo, el budismo puede ser difícil de precisar considerando su opinión sobre Dios. Algunas corrientes del budismo podrían legítimamente ser llamadas ateístas, mientras que otras pudieran ser panteístas, y aún otras teístas, tales como el Budismo de la Tierra Pura. Sin embargo, el budismo clásico, tiende a guardar silencio acerca de la realidad de un ser superior y por lo tanto es considerado ateísta.

El budismo actual es muy diverso. Está más o menos dividido en dos grandes ramas de Theravada (pequeños vasos) y Mahayana (grandes vasos). El Theravada es la forma monástica en la que se reserva la iluminación última y el nirvana para los monjes, mientras que el budismo Mahayana, extiende sus metas de iluminación también a los laicos, esto es a los que no son monjes. Bajo estas categorías se pueden encontrar numerosas ramas, incluyendo el Tiantai, Vajrayāna, Nichiren, Shingon, Tierra Pura, Zen y Ryobu entre otros. Por tanto, es importante para los extraños que buscan entender el budismo, que no pretendan conocer todos los detalles de una escuela del budismo en particular, cuando todo lo que han estudiado es el clásico budismo histórico. [Corduan, 230].

Es importante estar conscientes de que Buda nunca se consideró a sí mismo como un dios, o un ser divino de cualquier tipo. Más bien, él se consideró a sí mismo como un ‘señalador de camino’ para otros. Sólo después de su muerte, él fue exaltado al nivel de un dios por algunos de sus seguidores, aunque no todos sus seguidores lo vieron de esa manera. Sin embargo con el cristianismo, está claramente establecido en la Biblia que Jesús es el Hijo de Dios (Mateo 3:17) - “Y hubo una voz de los cielos, que decía: “Este es mi Hijo amado, en quien tengo complacencia” y que Él y Dios son uno (Juan 10:30) - “Yo y el Padre uno somos.” Uno no puede considerarse realmente un cristiano sin profesar la fe en Jesús como Dios.

Jesús enseñó que Él es el camino, y no simplemente uno que muestra el camino, como lo confirma Juan 14:6, “Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.” Para cuando Gautama murió, el budismo había adquirido una mayor influencia en la India. Trescientos años después de su muerte, el budismo se había extendido tanto, que abarcaba casi toda el Asia. Las escrituras y los dichos atribuidos a Buda, fueron escritos cerca de cuatrocientos años después de su muerte. Este período posterior entre su muerte y los escritos o comentarios conteniendo sus mensajes, ocasionó que surgieran muchos desafíos de estudiosos, sobre la autenticidad y confiabilidad de los escritos budistas.

El Buda vivió y murió mucho antes del tiempo de Jesús. Sus viajes nunca lo llevaron más allá de doscientos kilómetros de su hogar. La Biblia y su mensaje parecen no haber sido conocidos por Buda, y de hecho, él nunca habló de Dios, o Jesús; consecuentemente, los budistas generalmente no hablan de Dios como lo hacen los cristianos. En su forma clásica, el budismo no habla de ningún Dios personal o Ser Divino.

El pecado es mayormente entendido como ignorancia. Y donde fue entendido lo consideraron como un “error moral,” el contexto dentro del cual el “bien” y el “mal” son entendidos, es inmoral. El karma es entendido como un balance natural y no es impuesto personalmente. La naturaleza no es moral; por lo tanto el karma no es un código moral, y a última instancia, el pecado no es moral. Por lo tanto podemos decir, de acuerdo al pensamiento budista, que nuestro error no es a última instancia moral, puesto que ultimadamente es sólo un error impersonal y no una violación interpersonal. La consecuencia de este pensamiento es devastadora. Para el budista, el pecado es más semejante a un error que a una transgresión contra la naturaleza de un Dios omnipotente. Este entendimiento del pecado no está de acuerdo con la conciencia moral innata de que el hombre está condenado por su pecado ante un Dios santo (Romanos 1-2).

Puesto que el pecado es un error impersonal y corregible, no está de acuerdo con la doctrina de la depravación, que es una doctrina básica del cristianismo. La Biblia nos dice que el pecado del hombre es un problema de eterna e infinita consecuencia. La opinión del budista sobre el pecado difiere grandemente. Por lo tanto no hay necesidad de un Salvador que rescate a la gente de sus pecados condenables. Para el cristiano, Jesús es el único medio de rescate de la condenación eterna por nuestros pecados personales (e imputados). Para el budista sólo hay una vida ética y el valerse de la meditación hacia seres exaltados para la esperanza de alcanzar tal vez la iluminación y eventualmente el nirvana. Pero lo más probable, es que uno tendría que pasar a través de un número de reencarnaciones para pagar la vasta acumulación de deuda del karma. Para los verdaderos seguidores del budismo, la religión es una filosofía de moralidad y ética, encapsulado dentro de una vida de renunciación al egocentrismo. Uno puede apelar a incontables Bodhisattvas (“Budas en proceso”) o Budas (Gautama es visto después como uno entre muchos Budas) [Ibid.,229]. Pero la realidad última es impersonal y no relacional, por lo que no es amorosa. No sólo Dios es visto como algo ilusorio, sino que al disolver el pecado en un error no moral y al rechazar toda la realidad material como māyā (“ilusión”) aún nosotros mismos perdemos nuestro “ser.” La personalidad misma se convierte en una ilusión.

Cuando se le preguntó ¿cómo comenzó el mundo, qué o quién creó el universo?, se dice que el Buda guardó silencio porque en el budismo, no hay principio ni fin. En vez de ello hay círculos interminables de nacimiento y muerte. Uno podría preguntarse ¿qué clase de Ser nos crearía para vivir, soportar mucho dolor y sufrimiento, y luego morir, una y otra vez? Puede llevarle a uno a considerar, ¿cuál es el objeto, por qué molestarse? Los cristianos saben que Dios envió a Su Hijo a morir por nosotros, solo una vez, para que nosotros no tengamos que sufrir por una eternidad. Él envió a Su Hijo para hacernos saber que no estamos solos, y que somos amados. Los cristianos saben que hay más en la vida que sufrir, y morir (2 Timoteo 1:10 “…pero que ahora ha sido manifestada por al aparición de nuestro Salvador Jesucristo, el cual quitó la muerte y sacó a luz la vida y la inmortalidad por el evangelio.”

El budismo enseña que el nirvana es el estado más alto del ser, un estado de existencia pura. Y es alcanzado por medios relativos al individuo. El nirvana desafía la explicación racional y el orden lógico y por lo tanto no puede ser enseñado, sólo realizado. En contraste, Jesús fue muy específico. Él nos enseñó que nuestros cuerpos físicos mueren, pero nuestras almas ascienden para estar con Él en el cielo (Marcos 12:25) - “Porque cuando resuciten de los muertos, ni se casarán ni se darán en casamiento, sino serán como los ángeles que están en los cielos.” Para los budistas no hay un Padre misericordioso en el cielo, quien envió a Su Hijo a morir por nuestras almas, por nuestra salvación, para proporcionarnos el camino para alcanzar Su gloria. El Buda enseñó que la gente no tiene almas individuales porque el ser individual o ego es una ilusión.


Ver articulo en video:



image