25/9/13

Quien es Satanás ?


 La gente tiene algunas ideas  sobre Satanás van de lo simplón a lo abstracto: Unos creen que es  un hombrecillo rojo con cuernos que se sienta en tu hombro impulsándote a pecar y diciéndote que hacer y que no; Sin embargo, la Biblia nos da una clara descripción de quién es Satanás, y cómo afecta nuestras vidas. La Biblia define a Satanás como un ser angélico caído de su posición en el cielo por pecar y que ahora está opuesto a Dios, haciendo todo lo que está en su poder para deshacer los propósitos de Dios para con el mundo.

Satanás fue creado como un ángel santo. Isaías 14:12 A satanás se le dio el nombre de Lucero posiblemente antes de su caída. Ezequiel 28:12-14 dice que  Satanás originalmente fue creado como un querubín, y aparentemente como el más alto de los ángeles creados. Pero ante su posición y belleza él se volvió arrogante y deseó sentarse en un trono y ser semejante a Dios (Isaías 14:13-14; Ezequiel 28:15; 1 Timoteo 3:6). El orgullo de Satanás lo condujo a su caída. Nótense sus expresiones: “subiré; levantaré; me sentaré; subiré y seré...” en Isaías 14:13-14. Por su pecado, Dios echó a Satanás del cielo.

Satanás se convirtió en el gobernante de este mundo (que funciona apartado de Dios), como el príncipe de la potestad del aire (Juan 12:31; 2 Corintios 4:4; Efesios 2:2). Él es el acusador (Apocalipsis 12:10), el tentador (Mateo 4:3; 1 Tesalonicenses 3:5), y un embustero (Génesis 3; 2 Corintios 4:4; Apocalipsis 20:3). Su nombre mismo significa adversario o “el que se opone”. Otro nombre para Satanás, el diablo, significa “calumniador.”

Aunque fue echado del cielo, él aún busca elevar su trono sobre el de Dios. Él falsifica todo lo que Dios hace, esperando ganar la adoración del mundo y fomentando la oposición al reino de Dios. Satanás es el origen primario atrás de cada secta falsa o religión del mundo. Satanás hace cualquier cosa y todo lo que esté en su poder para oponerse a Dios y a aquellos que siguen a Dios. Sin embargo, el destino de Satanás está sellado con una eternidad en el lago de fuego (Apocalipsis 20:10).