20/4/12

Una canción

Hay una canción, la escuche y me gusto, que me hizo identificarme con el amor de Dios, aunque esa canción se supone que es para “amor de novios”.

Pero no lo vi como amor de pareja entre novios, sino mi relación con Dios, porque son palabras que a Él solo le eh dicho pues el produce ese amor en mi para El.



“Justo en frente de mi, un túnel oscuro y sin fin, la tormenta que ahogaba mi alma de pronto aclaro en cielo gris.”

Realmente así me sentía yo cuando aun no me acercaba a Dios, cuando aun no experimentaba su gran amor, caminaba sin rumbo, sin dirección, sin saber a donde iba. Me sentía vacía, cuando presentaba algún problema en mi vida diaria mi refugio eran solo mis lagrimas, desquitándome con otras personas, a diario pleitos, conflictos, la ira sobreabundaba en mi, se podría decir que mi corazón destrozado estaba, no hallaba el sentido de vivir, no quería vivir. Me sentía sola sin amor, que gran error el mío en pensar eso. Pero aun no sabía, el gran acto y todo lo que hizo Jesús por mí.

( Tú eres mi refugio; me guardaras de la angustia; con canticos de liberación me rodearas ) Salmos32:7



“Ya no puedo dejar de encontrarte y hablarte aunque no estés aquí “

Empecé poco a poco y cada vez más a fondo a experimentar el gran amor de Dios, no lo tengo físicamente y aun así el estar en comunión y el buscarle a cada instante se torna más emocionante y sorprendente e interesante, porque realmente puedes oírlo, y hay la seguridad de que te escucha, porque dejas de existir en el mundo y eres trasladado a su lado, me encanta en cualquier momento estar platicando con él, en la calle, entre clases, mientras me dirijo a la escuela, en donde quiera que voy se que él está conmigo y por eso es que mi boca no deja de hablarle y mi corazón de buscarle, son uno mismo y como tal seguirán porque son el uno para el otro. Y realmente desde que estoy con el soy feliz, sonrió mas, la gente ha notado el cambio en mí, es impresionante que la gente se acerque y te busque porque nota algo diferente en ti, y el secreto es que Dios mora en mi.

(Te hare entender, y te enseñare el camino en que debes andar, sobre ti fijare mis ojos) Salmos 32:8



“Tan solo, tan solo un minuto fue suficiente para quererte, con solo un segundo nos dimos cuenta que era para siempre, No puedo ocultarlo, no puedo evitarlo, estar a tu lado me hace sentir diferente, eh esperado por ti toda una eternidad, ya no puedo dejar de pensarte y amarte, aunque no estés aquí…. “

Con el simple hecho de decidirme y aceptarlo como mi Salvador, como mi Creador, aunque no pueda verlo, aunque tardare su respuesta cuando clamo a Él, cuando físicamente camino sola, me doy cuenta que me ama, el ver dicho acto en la cruz, soportando azotes, mantenerse firme hasta el final a pesar de críticas, insultos, tan solo un minuto fue suficiente para creer en su amor por mí, tan solo un segundo para darme cuenta que existe. Mi boca no puede callarlo, no puedo evitar el sentirme feliz, llenarme de alegría, caminar casi danzando para El, estar a su lado es lo mejor que me ha pasado, el sentirme diferente a los demás me hace ver única delante de sus ojos, eh aquí mi Dios quiero que mi vida sea una hermosa ofrenda delante de ti, a diario pienso en escribirte un hermoso poema pues te has vuelto mi mejor pensamiento , por quien me levanto por quien sigo de pie, por quien escribo y me deleito en ti, aunque no estés aquí físicamente te siento como si lo estuvieras, te miro en todas parte y con el simple hecho de amarte y creer en ti puedo ser más que feliz. Tu vida DIO vida, mi vida es para ti.



EL HACER TU VOLUNTAD, DIOS MIO, ME HA AGRADADO, Y TU LEY ESTA EN MEDIO DE MI CORAZON. SALMOS 40:8

Aun estando nosotros muertos en pecado, nos dio vida juntamente con Cristo (por gracia sois salvos), y juntamente con el nos resucito, y asimismo nos hizo sentar en los lugares celestiales con Cristo Jesús. Efesios 2:5-6
Cortesía por: Danya Betancourt